SYRAH

Bayas de tamaño mediano-pequeño, de brotación tardía y maduración media-precoz. Tiene una muy buena producción, aunque no debería superar los 3 o 4 kgs. por cepa.


Le gustan los suelos graníticos, guijarrosos, arcilloso-calcáreos y poco profundos y mejor si son pobres. También gusta de sol y calor, pero no en exceso.

You can add HTML directly into this element to render on the page.

Just edit this element to add your own HTML.


La Syrah produce vinos de alta y compleja aromaticidad; es sorprendente en este aspecto. Suelen ser de baja acidez y con un potencial de alcohol en torno a los 12-13,5º. Da vinos de color muy oscuro y estable, con muchos taninos, equilibrados y secos.


Sus vinos jóvenes son de gran calidad (tanto tintos como rosados); muy finos y afrutados. También es muy bueno para envejecer; aunque no necesita demasiado roble. Cada vez son más los monovarietales de esta variedad que alcanzan muy altos niveles de calidad. Sus mejores coupages los encontramos con Tempranillo, Merlot, Viognier... y es muy apropiada como variedad "mejorante".

Produce vinos con cuerpo, robustos y grasos. De aroma especiado, mineral, fresco, afrutado, ahumado... En climas más cálidos tiene un carácter afrutado más dulce y achocolatado.