La vida según las uvas

Viñedos Ecológicos Propios
Sierra Nevada (Granada)

En Bodegas Caballo contamos con una superficie total de ocho hectáreas, de las cuales menos de cuatro se destinan actualmente al cultivo de la vid.

Las diferentes parcelas que lo forman son de suelos muy profundos y presentan composiciones variables de pizarra, cuarzo y granito. Granulométricamente, se dividen entre limo y arcilla ferruginosa.

Orgánicamente, nuestros suelos son muy pobres, obligando a la vid a hundir sus raíces profundamente para conseguir nutrientes. Lo cual provocará, además, que la planta extraiga mineralidad del suelo que se traducirá en la fineza de sus vinos. Este hecho también ayudará a regularizar el aporte de agua a las cepas durante los meses más secos.

Estas condiciones hacen que el fruto tenga una acidez natural superior, lo que más tarde se traducirá en vinos de alta calidad: concentración intensa, cuerpo, sabor y particularmente aptos para un largo envejecimiento.

Nuestros vinos